Carta del Moderador de la Curia a los fieles