CARTA DEL SANTO PADRE FRANCISCO AL PUEBLO DE DIOS